Problemas del sueño | Centro de Psicología Santander ☎ 691 770 634

Problemas del sueño


¿Qué provoca los Problemas del sueño?

Los problemas del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño.

Podríamos hablar de 4 grupos principales de problemas;

  • Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido (insomnio)
  • Problemas para permanecer despierto (somnolencia diurna excesiva)
  • Problemas para mantener un horario regular de sueño (problema con el ritmo del sueño)
  • Comportamientos inusuales durante el sueño (conductas que interrumpen el sueño)

Técnicas para dormir y conciliar el sueño

13 técnicas para que logres descansar mejor y poder evitar los problemas del sueño.

1. -Relajación muscular progresiva

Consiste en ir relajando todos los músculos de tu cuerpo hasta lograr una sensación de relajación total. Para ello, lo primero que debes hacer es ponerte en una posición cómoda, (puede ser sentado o acostado), respira profundo durante algunos minutos y luego empieza a centrarte en cada parte de tu cuerpo, empezando por los pies, las piernas, el estómago, los brazos, las manos y el cuello, hasta llegar a la cabeza.

En cada parte de tu cuerpo deberás seguir este procedimiento: tensa los músculos de la zona que pretendes relajar, por ejemplo, el pie derecho. Deberás hacerlo de forma paulatina, contando del 1 al 10; al llegar al 10 ejerce toda la fuerza que te sea posible en dicha parte de tu cuerpo. Siente la presión en tus músculos, siente como la musculatura está contraída, rígida y hace fuerza.

Tras unos segundos empieza a soltar el músculo poco a poco, en una cuenta inversa, del 10 al 1. Al llegar al 1 siente como tus músculos se encuentran tan relajados hasta que empiezan a pesar. Nota la diferencia entre la tensión y la distensión. Repite el ejercicio cuantas veces lo creas conveniente hasta llegar a sentir el peso muerto de tu cuerpo relajado. Hazlo así con cada músculo de tu cuerpo. Cuando termines estarás totalmente relajado.

2. -Sigue una rutina antes de acostarte

A nuestro cuerpo le encantan las rutinas porque le gusta lo predecible. De este modo, cuando la rutina empieza el cuerpo ya va preparándose para dormir, pues sabe lo que toca. Por lo tanto, todas las noches deberás ir a la cama a la misma hora (+/- 30 minutos), pero antes de ello deberás hacer siempre lo mismo.

Tu rutina, por ejemplo, podría ser la siguiente: leer un buen libro, tomar un vaso de leche tibia, lavarse los dientes, realizar la técnica de relajación muscular progresiva y listo, a dormir como un bebé.

3. -Haz ejercicio

No hay cosa mejor que relajar unos músculos que han trabajado durante el día. Descansar después de haber eliminado las toxinas de nuestro organismo gracias al ejercicio. Así pues, la actividad física diaria nos ayudará a tener una mejor calidad de sueño, pero ten cuidado: no es recomendable hacer ejercicio justo antes de dormir. Se recomienda que por lo menos dos horas antes de ir a la cama ya no se realicen actividades estimulantes como el ejercicio.

4. -Come liviano por las noches

¿Alguna vez has intentado ir a la cama inmediatamente después de una cena muy pesada? Si lo has hecho habrás notado que te llevó más trabajo conciliar el sueño.

5. -Tu habitación es tu santuario

Si estás acostumbrado a hacer todas tus actividades en tu habitación, y en especial en tu cama, como comer, ver la televisión, contestar a los correos electrónicos, leer, conversar con tu pareja, etc., le será muy difícil a tu organismo relacionar la cama con la idea de relación y descanso.

Si, por el contrario, solo empleas la cama para dormir, entonces automáticamente tu cuerpo se empezará a relajar una vez que pongas la cabeza en la almohada. Tu habitación debe ser ese espacio que te conecta con el descanso.

6. -Sal de la cama

Si llevas más de 20 minutos intentando conciliar el sueño sin éxito, no sigas dándote vueltas, pues esa situación puede incrementar tu ansiedad para dormir bien. No hay peor enemigo para el sueño que la ansiedad. Así que antes de entrar en la desesperación y ver el reloj pasar, es mejor que te levantes de la cama un momento y te dediques a realizar alguna actividad relajante, como leer o escuchar música de sonidos armónicos.

parallax background

NUESTRA PRIORIDAD
ERES TÚ

Cualquiera sea el tipo de problema que se padezca, un tratamiento psicológico tiene como objetivo ayudar.


CONSULTANOS

7. -No tomes líquidos dos horas antes de dormir

Puede ser muy frustrante estar conciliando el sueño por fin y tener que interrumpir el proceso para ir al baño. Para que esto no ocurra restringe al mínimo la cantidad de líquidos consumidos unas dos horas antes de ir a dormir.

8. -Duerme en la mayor oscuridad que sea posible

La oscuridad hace que nuestro cerebro entienda de forma más rápida que es hora de dormir. Otra opción también puede ser pensar en utilizar un antifaz para cubrir los ojos.

9. -Aléjate de la cafeína

Si tienes problemas de sueño es recomendable no consumir cafeína durante el día. Al menos, evítalo desde las horas centrales de la tarde. Recuerda que no solo el café tiene cafeína, también la tiene el té, los refrescos de soda, y muchos de los productos que contienen preservantes. Por lo tanto, asegúrate que tu dieta esté libre de cafeína pasadas las seis de la tarde.

10. -Respiración abdominal

La respiración abdominal es una técnica de respiración que nos ayuda a respirar con el diafragma y a oxigenar adecuadamente nuestro cuerpo. Para realizarla sigue el siguiente procedimiento.

Ponte cómodo, sentado o acostado. Pon una mano sobre tu vientre y otra en tu pecho. Toma el aire por la nariz, profundamente, y mientras lo haces intenta imaginar el aire entrando dentro de tu cuerpo, recorriendo todo tu interior. Siente cómo tu pecho se infla y tu diafragma se contrae. Tras retener el aire unos segundos expúlsalo por la boca y, de igual manera, observa cómo sale de tu cuerpo. Repítelo todas las veces que consideres necesario.

11. -Retira todos los aparatos electrónicos de tu habitación

Los aparatos electrónicos, como los televisores, los móviles, las tablet e incluso algunos despertadores, generan ondas electromagnéticas, que pueden ser poco convenientes para ti. Procura tener todo este tipo de equipos lo más alejado posible de tu habitación.

12. -Deja los problemas fuera de la alcoba

Todos tenemos problemas pendientes y preocupaciones, pero para un sueño reparador debemos despejar la mente y “desenchufarnos” un poco.

13. -¿Con almohada o sin almohada?

Aunque algunos quiroprácticos señalan que el uso de la almohada es perjudicial para la columna, en realidad dependerá de lo que mejor se acomode a tu cuerpo. Procura que sea siempre de la misma manera; siempre con almohada o sin ella.

¿Qué hacer para dormir? y evitar los problemas del sueño

.

Si te estás preguntando porqué nada de la larga lista de técnicas para dormir bien que te hemos presentado da resultados, tal vez la respuesta estriba en que dormir implica relajarse. Si la sola idea de ir la cama te tensa, será muy complicado que logres conciliar el sueño.

Ninguna de las técnicas compartidas funcionará si no logras relajarte y alejar la ansiedad de tu alcoba.

Cómo conciliar el sueño

Para que logres evitar los problemas del sueño ten en cuenta los siguientes puntos:

  1. Para dormir bien: Aplica los consejos y técnicas que te hemos señalado y ve a la cama lo suficientemente temprano como para disfrutar de las horas justas de sueño (entre 6 y 8 horas). La cantidad exacta de horas que requieres dependerá de tu propio organismo.
  2. Para dormir rápido: Además de aplicar las técnicas anteriores, recuerda no llevar cosas pendientes a la cama. No hagas otras actividades previas a dormir en tu cama, cómo revisar el móvil o ver la televisión. Vete a la cama cuando estés realmente listo para dormir, porque si no tardarás más tiempo en conciliar el sueño.
  3. Para dormirse: Si hiciste todo lo anterior solo relájate y déjate caer en los brazos de Morfeo. El sueño llegará de forma natural.

Centro de Psicología

Entidades colaboradoras y galardones